Romance Orgánico en New york

Romance Orgánico en New york

Bajo el suelo de Union Square, en pleno centro de Manhattan, una ebullición de gente. Ejecutivos, estudiantes, una chica con un perrito pequinés metido en un bolso con pared de malla para que el pobre respire, turistas con mapas desplegados, artistas que confluyen en la estación del mismo nombre provenientes de siete líneas del metro. La turba se convierte en escuadrones más pequeños que suben por distintas escaleras estrechas a la superficie. Arriba, en plena plaza de Union Square, escoltada por altos edificios, la librería Barnes & Noble, un gran supermercado Whole Foods y un Forever 21, brócolis, espárragos, albahacas, mentas, tomates de distinto tamaño y variedad de rojo y anaranjado en cajitas de cartón, rábanos, alcachofas, espinacas, lechugas, pan artesanal, miel, flores, sidra de manzana y decenas de neoyorquinos que pasean en medio de todo con sus bolsas de tela mirando, comprando, escogiendo su alimento.

Pasó que Nueva York se ha vuelto verde. Fue poniéndose verde de a poco, pero ahora ya está verde completo. Los green markets ("mercados verdes") comenzaron en 1976 en la ciudad para promover la agricultura local y asegurar que los habitantes de la ciudad accedieran a productos frescos y saludables. De los 12 agricultores que partieron pasaron hoy a 230 granjas familiares en más de 50 mercados que se instalan en distintos barrios de Nueva York cada semana a vender sus cosechas o productos artesanales.

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario: